"Construyendo hogares sólidos y relaciones estables"

LOGO-WEB-MXF-2019-ancho
La Asociación Más por la Familia sin ánimo de lucro que se dedica a trabajar por y para las familias canalizando todos sus esfuerzos en la restauración de las relaciones rotas, tanto en la pareja como entre padres e hijos, hijos y padres y demás familiares, propiciando la mejora de la calidad de vida y estableciendo los puentes para la construcción de hogares fuertes y sanos.

¿CÓMO CONTROLAR LA IRA? Y TRAER PAZ A LAS RELACIONES

¿Paz en mi casa? ¿Es posible? Con el 50% de los matrimonios fracasados y con muchos hijos adultos que desean alejarse lo más posible de sus familias biológicas, la evidencia no parece respaldar la posibilidad de paz, ya sea en una familia tradicional, mixta o monoparental. La ira es, el “ladrón de la paz” número uno.

Pero la ira, como la luz roja en el tablero de su automóvil, es solo un indicador de que algo necesita atención; la culpa, la vergüenza o la condena simplemente dicen: «hay una necesidad de ser atendida para que el coche funcione mejor». Tiene un valor positivo.

EVITE TODOS LOS COSTOS.
Una de las razones más comunes por las que la ira no se ve de manera positiva es que hay muy poco escrito, hablado o enseñado sobre la ira, desde una perspectiva positiva. El Dr. Gary Oliver, director ejecutivo del Centro de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia de la Universidad John Brown, declaró: «En los círculos cristianos, no se ha escrito lo suficiente sobre el lado positivo de la ira».

Él estima que al menos el 50% de los cristianos que ha encuestado ven la ira desde una perspectiva exclusivamente negativa. Según el psiquiatra Dr. Paul Meier, el costo del manejo inadecuado de la ira podría causar hasta el 95% de la depresión psicológica y, por lo tanto, debe evitarse a toda costa; sin embargo, el psicólogo Dr. Les Carter afirma «La ira es una emoción que responde a una necesidad personal».

La ira podría ser una mentira más sobre la emoción. A menudo escuchará: «No estoy enojado, solo estoy frustrado», bueno, la frustración es la ira a los 25 kilómetros por hora y la rabia lo es, a los 80 kilómetros por hora. Pero admitir que uno está enojado puede ser vergonzoso.

CONOCE A UN VIEJO AMIGO.
En el primer capítulo conocerás a un viejo amigo de la familia: la ira. “¿Amigo?” ¡Sí, amigo! Durante los últimos cincuenta años he preguntado: «¿Cuáles son las principales fuentes de enojo que experimentaste al crecer?» ¡Bingo! Muchas de las mismas fuentes siguieron reapareciendo. Por lo tanto, animaría a una persona a sentir la ira y luego seguirla hasta su origen.

Nunca antes habían pensado en la fuente, pero estaban experimentando lo que el Dr. Meier llamaría los síntomas clínicos de la depresión de la ira reprimida: insomnio, disminución de la energía, irritabilidad, poca concentración, dolores de cabeza, disminución del apetito e incluso pensamientos suicidas. ¿Por qué atiendo a personas que vuelven a sentir su ira? Para que puedan encontrar la fuente y lidiar con ella.

Cuando las personas no fueron avergonzadas o condenadas por su ira, les dio la libertad de ver lo que lo estaba causando para que pudieran liberarse de sus garras. Las diez principales fuentes de enojo a largo plazo nombradas repetidamente fueron:

• Sobreprotección
• Favoritismo
• Rechazo
• Crítica
• Egoísmo
• Impaciencia
• Disciplina en el enojo
• Perfeccionismo
• Daños
• Irresponsabilidad.

BUENAS NOTICIAS
¡Todo es corregible! Aprenderá cómo identificar las necesidades que revelan su enojo y los pasos positivos que conducen a la paz personal, pasos que son “factibles”. ¿Cómo lo sé? Debido a los informes alentadores de clientes y lectores de todo el mundo.

Un padre leyó el manuscrito y cambió tanto, que hizo un pedido anticipado de una caja de libros para compartir con los amigos que habían visto ese cambio.

El autor no toma ningún beneficio financiero personal del libro. Todas las ganancias del libro se invierten en la capacitación de personas en los cinco continentes sobre cómo usar estas herramientas para llevar la paz de Dios a sus hogares. Así que bendícete a ti mismo y a los demás al experimentar una paz bien merecida.

Autor:
Dr. Chuck Lynch es fundador y presidente del ministerio PRINCIPIOS PARA LA VIDA (Living Foundation Ministries, www.living-foundation-ministries.org), que tiene como objetivo ayudar a otros mediante el consejo bíblico, seminarios sobre temas específicos de vida cristiana y formación de consejería bíblica para creyentes en sus iglesias. Chuck Lynch ha servido al Señor como pastor y como profesor de consejería en dos Universidades cristianas. Es conferenciante internacional en temas relacionados con la familia, entrenador de consejeros bíblicos y autor de varios libros. Se ha graduado en Biola University, en Talbot Theological Seminary, y en Trinity Evangelical Divinity School. Chuck y su esposa Linda residen en Kansas City, Missouri, EEUU; llevan 48 años de matrimonio, tienen 2 hijas casadas y 4 nietos.

El Dr. Lynch lleva más de 50 años en el ministerio, y ha dedicado estos últimos 12 años a viajar con su esposa por el mundo y dar seminarios de formación en lugares donde Dios le abre puertas y le pone en contacto con creyentes interesados (21 países en 5 continentes). Un gran círculo de personas en EEUU, agradecidas por la bendición y ayuda que han recibido mediante su ministerio, están financiando estos viajes, de modo que puede ofrecer también formación en países donde el pueblo de Dios no tiene
muchos recursos económicos.